Inicio Autores Publicaciones por María Augusta Orozco

María Augusta Orozco

María Augusta Orozco
19 MENSAJES 0 Comentarios
Escribe desde el alma, con el tropiezo de no saber cómo ordenar las palabras, inertes e irreductibles queman sus letras, pequeños monstruos guardados en el espacio que te invita a volar.

La Huella

0
Tú no puedes hacerme memoria Tú no puedes cantar mis 17No puedes enredar los "sí" Vos no puedes saber la calmaNi la serenidad. Ni con el esmero, ni con la vidaSe remedia la herida Tú no puedes calmar...
(Advertencia: uso indiscriminado de lo que su imaginación le permita) Convivo esporádicamente con visitas inesperadas, desesperanzadas e improvisadas. Entre ellas: Violeta. Una niña de mentalidad oscura, consumida en un pantano, alimentada de peces rancios bien adaptados a las aguas hostiles de las cloacas. Parece chiquilla engomada por la...

Mariposas

0
Cuenta la historia que a las niñas nacidas en antepenúltimo mes les crecen alas de mariposa. Las noches que preceden acontecimientos irreales suelen llegar cargadas de tormenta, por mandato universal sus apariciones deben inmortalizarse con el cambio climático abrupto y escandalizante. Fue así, mientras la vecina descolgaba...
Tempranito y en silencio baja de la litera, son pocos los peldaños por descubrir, no quiere perderse el primer baño de luz antes de que los rayos llenen de sol la ventana y los cómplices corran las cortinas pesadas. Descalza, recorre...
Estamos más juntas que nunca, más hundidas también. El cabello moja mi espalda, los intentos de tormenta fallaron. Hoy, no se pudo llover.Pienso en los 3, y en tus recorridos asumo con frialdad los papeles,ni vos, ni yo somos seres para amarni para eso ni para nada noble.Sorteo mis escapes y...

La banca

1
Mi pecho abatido no entendía, bueno, no entiende como el trascender de una comandanta puede arrancar pedazos inconmensurables del alma. Mi aliento pedía a gritos despertar sin estar agitada al no ver las velas puestas a sus ángeles y su caligrafía inculcada por las monjas. No tuve más remedio que darme a la tarea de guardar bajo llave todas las memorias de nuestra corta vida juntas.
Se sienta tierno, apretando los dedosson dos hombres muertos en mis labios.Se pierde en un segundoEse que sabe como tocar el tiempo. Es el dueño de la tristezacuentacuentos de nostalgiadictador del futuro intermitentecreador de los colores mezclados con agua acuarela.De pincel fino,...
Y entre las miserables tareas que me confino para librar mi cabeza de este dolorcito que más bien se traduce en terror, está usted, y su presencia convertida en el fantasma que quisiera hoy vigile mis pocas horas de sueño. Notas como siempre que no encuentro salida, busco tus formas habituales de decirme que se vaya todo a la mierda, mejor dicho su aprobación para hacerlo, como buscando el respaldo de que en mi cama todo se soluciona.
Justo ahora, podría asegurar que estoy al borde de su búsqueda, permitirle encontrarme casi por accidente, no sería raro.
Primer intento : Quiero hacer una historia corta, empiezo diciendo que hace tiempo la vi, una niña de ojos tristes, probablemente así se defina a lo común, a lo simple. Entre las tantas veces que la vi frente a su espejo, como habitando un cuerpo comandado, tal cual un robot conteniendo...