Inicio Lo Nuestro Rincón Literario

Rincón Literario

Segmento dedicado a la difusión de material literario

El peluche de mi hijo

0
Cuando mi hijo cumplió cinco años, nos dirigimos juntos a comprarle un regalo, éramos nuevos en la ciudad así que tardamos más de lo que deberíamos en llegar a la Juguetería, el pequeño Alexander estaba tan...

Estación Margarita

0
Me quieren, no me quieren… yo no sé.Me llamo Margarita, como las flores que deshojé cuando era niña. Ahora soy mayor y deshojada. Señorita sin decoro: yo no tuve la culpa de nacer en el infierno. Me llamo Margarita,...

La niña en el café

Tempranito y en silencio baja de la litera, son pocos los peldaños por descubrir, no quiere perderse el primer baño de luz antes de que los rayos llenen de sol la...

El canto de la naturaleza

0
“Soy el falso intento de querer plasmar la verdad de mi sentir. Soy pensamientos, A veces florezco, A veces estoy un poco marchita, A veces me siento fuerte y gigante como un árbol. A veces lluevo sin...

Un año en el Rincón

0
Con el Negro Cancio, ya hace más de un año, llegamos ateridos de olvido y tiempo, porque me había obligado a contar su historia, al Rincón Literario.  Quería recordar que seguía vivo, aunque el gallo...

Agnes

0
Jamás pensé que la vida se pudiera ver tan gris, pero a la vez tranquila, desde el otro lado del camino, ya que por fin las voces se habían dispersado en el infinito y aparte de aquello; el ver los árboles...

Cáliz

0
Entre mi casa y el lugar de los hechos hay solo cinco calles.Será por eso que nunca me costó quedarme ahí. Vi llegar un martes un río rojo hecho de ponchos y banderas, arrastrando las aguas de la indignación. los traía el...

Conversando con mi ser

0
Muy transparente cuento un poco de la eternidad que quise en algún momento, abro mi ser a cada persona que esté dispuesta a leerme y conocer un poco de lo que llevo dentro del...

El amor desenterrado

0
Con mi muerte vuelvo a ti, a tu polvo enamorado. — Jorgenrique Adoum. Quiero empezar disculpándome, Jorgenrique, por apropiarme de lo que...

¿Aún quieres ver el futuro?

0
            Miranda tomó la mano de Gael y con la pequeña navaja suiza empezó abriendo una hendidura en la muñeca del muchacho, justo por encima del pequeño chip tintineante de luz azul que podía...