Comunidades de Chimborazo recibieron obras eléctricas

0
369

La Empresa Eléctrica Riobamba entregó el pasado 30 de noviembre de 2019 en la comunidad San Bartolo Grande, de la parroquia Columbe, del cantón Colta, el proyecto eléctrico que beneficia a más de 1.000 personas. La inversión del proyecto superó los USD 202 mil. También se inauguraron los trabajos ejecutados en Magna, de Chunchi, y Pucará, en Riobamba.

El evento de inauguración del proyecto de mejoramiento de redes eléctricas y alumbrado público en san Bartolo Grande realizado el pasado sábado 30 de noviembre, contó con la presencia de autoridades de la provincia de Chimborazo, así como representantes del sector eléctrico ecuatoriano. La obra contempla la ubicación de 122 postes, 85 luminarias de 100 vatios, 12 transformadores y tendido de redes de medio y bajo voltaje.

El gerente de la Empresa Eléctrica Riobamba, Marco Salao, resaltó que la obra beneficia a más de 210 familias, dedicadas a las labores agrícolas y ganaderas. “Ahora se cuenta con una mejor calidad en el servicio eléctrico, y esto permitirá utilizar la energía para tecnificar la actividad agrícola. Es importante el trabajo articulado entre la comunidad y las autoridades, para plantear proyectos que apoyen al sector rural”, mencionó el representante de la institución eléctrica.

En representación del Ministerio de Energía y Recursos Naturales, Xavier Segura, Director de Expansión y de la Gestión Técnica y Operativa de Distribución de Energía Eléctrica, explicó que hace cuatro meses atrás visitó la comunidad para verificar las necesidades en el área eléctrica. “Hoy con agrado vemos gran número de luminarias, vemos que estamos cumpliendo la misión de la empresa, y es el compromiso que tenemos como Gobierno Nacional, buscar los recursos para cada una de las comunidades”, dijo.

Además, en el transcurso del pasado fin de semana, se inauguraron los proyectos ejecutados por la EERSA en Magna, en el cantón Chunchi, en donde se invirtieron más de 166 mil dólares, y en la comunidad Pucará, localizada en la parroquia Pungalá, en Riobamba, con una inversión de 32 mil dólares.

Deja un comentario