A más de uno le sonará el concepto de ‘cosplay’, sin embargo, puede no saber exactamente qué es ni mucho menos que hay un día especial en su honor. Cada 27 de agosto se celebra la gran fiesta del Día Internacional de Cosplay. Este concepto va ganando cada vez más adeptos.

Pero ¿de qué se trata?    

El origen de la palabra cosplay lo encontramos en la unión de dos palabras inglesas: ‘costum’ (disfraz) y ‘play’ (actuar). En los años 70 comenzaron a realizarse jornadas en Tokio, donde la gente usaba su disfraz favorito de comic, de personajes extraídos de videojuegos, que han acaparado la atención de los amantes de estas distracciones. Hoy, por extraño que parezca esta costumbre, se ha extendido a nivel mundial.

Este día, sin embargo, es para reír, disfrutar y conocer gente que ame realizar esta actividad, tan poco conocida en nuestra país, pero que va ganando adeptos entre los jóvenes, amantes de la novedad y lo diferente.

El hecho de celebrar este día, se debe a que los jóvenes poseen una identidad más globalizada, pues pueden conocer de personajes del otro lado del mundo y entender su forma de ser. No quedarse en uno mismo, sino conocer diversos estilos de vida, es un reto interesante. Dicen que su idea, es llegar a vivir como un personaje.

Para llegar a tener un disfraz idéntico al del personaje elegido y ante la poca oferta de ello, muchos cosplayers, deben confeccionarlo con sus propias manos e incluso tardar años en hacerlo. Bien, todo sea por el gusto de reinventarse y lucir diferente. Tú, lo harías, cuéntanos, podemos apoyarte y realizar desafíos, escríbenos a “El Espectador Chimborazo”.

Deja un comentario