Julio es el mes en dónde por dos ocasiones se recuerda a los humanos la responsabilidad que tienen para con los animalitos, en especial con los fieles y hermosos perros.

El 21 de julio se hace un recordatorio en general sobre los peluditos caninos y el 27, se trata de sacudir la conciencia de quienes abandonan o maltratan canes, después de que ellos los sirvieran de manera inocente y desinteresada.

Cientos de perritos, que un día tuvieron dueño, vagan por las calles en espera de un pedazo de pan o un sorbo de agua.

Todo ser vivo merece cuidado y protección, no dejes a su suerte a estos hermosos y nobles seres. ¡Esteriliza, para no abandonar!

Deja un comentario