Día mundial contra el cáncer

0
174

Cada año se le diagnostica cáncer a más de 12 millones de personas y 7,6 millones fallecen por esta enfermedad. Si no se adoptan medidas, se prevé que en el 2030 la cifra de nuevos casos diagnosticados llegue hasta los 26 millones, y que la cifra de muertes alcance los 17 millones, presentándose el aumento más acelerado en los países de bajos y medianos recursos. La parte positiva de este escenario es que los expertos estiman que un 40% de los tipos de cáncer se pueden prevenir con medidas sencillas, dentro de las que podemos mencionar:

  1. Dejar de fumar y evitar la exposición pasiva al humo del tabaco: El tabaco constituye la principal causa de cáncer a nivel mundial. Fumar provoca entre el 80% y el 90% de todas las muertes por cáncer de pulmón y cerca de un tercio de todos los fallecimientos incluido el cáncer de boca, laringe, garganta y estómago
  2. Reducir el consumo de alcohol: El consumo de alcohol aumenta el riesgo de sufrir cáncer de boca, garganta y laringe, mama, intestino e hígado
  3. Evitar la exposición excesiva a los rayos solares: Recibir pequeñas cantidades de luz solar es esencial para que nuestro cuerpo produzca vitamina D. Sin embargo, la exposición excesiva a los rayos solares o a fuentes artificiales de radiación ultravioleta, como las cabinas de bronceado, aumenta el riesgo de padecer todos los tipos de cáncer de piel.
  4. Realizar actividad física de forma habitual: Se estima que la falta de actividad física está detrás de un 25% de los casos de cáncer de mama y colon en todo el mundo.
  5. Llevar una dieta saludable: Los estudios indican que cada porción diaria (80-100 gr) de fruta o verdura reduce un 20% el riesgo de padecer cáncer de boca y un 30% el riesgo de cáncer de estómago. Una ingesta elevada de fibra (un promedio de 27 gr/día) se asocia a un 20% menos de riesgo de padecer cáncer de intestino, mientras que la carne roja y procesada aumenta el riesgo de padecer este tipo de cáncer.
  6. Mantener un peso adecuado: Existen pruebas convincentes de que el sobrepeso o la obesidad (cuando el índice de masa corporal en un adulto se sitúa entre 25 y 30) aumenta el riesgo de desarrollar cáncer cérvico uterino, riñón, esófago, estómago, colon y mama (en mujeres posmenopáusicas), próstata, vesícula biliar y páncreas
  7. Protegerse contra las infecciones que provocan cáncer: Aunque el cáncer en sí no es una enfermedad infecciosa, casi un 22% de las muertes por esta enfermedad en los países en vías de desarrollo y un 6% en los países industrializados, están provocadas por infecciones crónicas, como el virus de la hepatitis B o C (que provoca cáncer de hígado), el virus del papiloma humano (que provoca cáncer cérvico uterino) y la bacteria helicobacter pylori, que aumenta el riesgo de cáncer de estómago.

Deja un comentario