Cada año, mediante este día se promueve que las y los ciudadanos estén mejor informados sobre los avances científicos, creando sociedades más sostenibles.

En 2002, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció el 10 de noviembre de cada año como el “Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo” con el objetivo principal de hacer hincapié en el uso responsable de la ciencia para el beneficio de las sociedades, en particular, para la erradicación de la pobreza, así como es señalado en la Agenda 2030.

Por ello, en este 2018, se conmemora el 70º aniversario la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, específicamente, el derecho que tienen todos a participar en la ciencia y a beneficiarse de ella, por lo cual, se busca generar un debate sobre las maneras de mejorar el acceso a la ciencia y sus ventajas para el desarrollo sostenible en diferentes aristas

La ciencia es la herramienta que el ser humano ha creado tanto para comprender el mundo que le rodea como para aplicar esos conocimientos en su beneficio. Los avances científicos nos permiten hallar soluciones para los nuevos desafíos y construir un futuro sostenible, además, la ciencia tiene un papel importante en la construcción de la paz al fomentar la cooperación internacional.

Deja un comentario