Ecuador demandado ante la ONU

0
2479

El pasado miércoles 29 de mayo, Ecuador, junto a otros 2 países (Guatemala y Nicaragua) fue demandado ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), por forzar a niñas víctimas de violencia sexual a ser madres.

La denuncia se presentó ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en el que se expusieron cuatro casos emblemáticos de niñas latinoamericanas que sobrevivieron a la violencia sexual y fueron obligadas a continuar un embarazo producto de violación y hoy son madres

Norma, de 13 años, es una niña ecuatoriana que fue violada por su padre, como resultado de esa agresión sexual incestuosa se quedó embarazada. Tuvo que renunciar a sus estudios para dedicarse al cuidado de su hijo.

Norma, vivió un embarazo de riesgo, donde su salud y su vida corrían peligro. Según el artículo 150 del Código Orgánico Integral Penal, el aborto no es punible (no es considerado delito) cuando es practicado por un profesional de la salud en el caso de que la vida de la mujer embarazada esté en riesgo. A Norma le negaron esa posibilidad.

Tres niñas denuncian que son víctimas de violación cada día en Ecuador, explicó Ana Vera, del Centro de Apoyo y Protección de Derechos Humanos SURKUNA.

Norma no solo sufrió violencia sexual, también fue víctima de violencia obstétrica. Y su caso, mencionó Vera, refleja la tolerancia del Estado ante este tipo de delitos, puesto que, antes de Norma, su prima y su hermana también fueron violadas y el Estado no persiguió a sus agresores. El caso de Norma permanece en investigación previa. El Estado, no le garantizó el acceso a la justicia, acotó la abogada de la Fundación SURKUNA. Además, dio a conocer casos alarmantes en una rueda de prensa en Ginebra:

  • Ecuador es el segundo país en América Latina y el Caribe con el mayor índice de embarazo adolescente, después de Nicaragua.
  • 6 de cada 10 casos de violencia sexual, son cometidos contra niñas menores de 14 años.
  • Solo el 10% de casos de violación se denuncian.
  • Más de 2000 niñas dan a luz cada año como consecuencia de una violación sexual.
  • Solo el 1% de los casos denunciados por violencia sexual, tienen sentencia, y no en todos los casos es condenatoria.
  • Las niñas tienen un 4% más de posibilidad de morir durante el parto y tienen 3 veces mayor posibilidad de complicaciones durante el embarazo.

La denuncia presentada por estos casos, pretende impulsar cinco estándares internacionales que los Estados deben cumplir:

  1. Obligar a una niña violada a continuar con el embarazo es cruel, inhumado y degradante.
  2. Respetar la autonomía y capacidad de juicio de las niñas.
  3. Tratar estos casos como discriminación por razones de género, ya que muchas niñas no tienen acceso a servicios de salud sexual y reproductiva.
  4. Derecho a la integridad personal, que las menores que no deseen continuar con un embarazo no sean consideradas criminales; el aborto debe ser tratado como asunto de salud y no en códigos penales.
  5. El derecho a la vida: las niñas menores de 14 años tienen cuatro veces más posibilidades de morir en el parto.

Estamos aquí porque sus vidas nos importan, porque creemos en sus proyectos de vida y porque creemos que sus derechos y el acceso a la justicia para ellas es importante

Ana Vera | Centro de Apoyo y Protección de los Derechos Humanos SURKUNA

Deja un comentario