La Asamblea ratifica Convenio sobre la Eliminación de Violencia y Acoso en el Trabajo

0
396

El Pleno de la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad —122 votos—, la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que reconoce el derecho de las personas a estar libres de violencia y acoso en el ámbito laboral.

Con este fin, el Ecuador debe adoptar, en forma inclusiva y participativa, medidas legislativas y de políticas públicas que reconozcan y garanticen el ejercicio de este derecho.

El informe de este instrumento internacional, elaborado por la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales, considera que los comportamientos, las prácticas inaceptables, así como las amenazas, son violencia y acoso. Los daños físicos, psicológicos, sexuales o económicos y el acoso, en razón del género, están incluidos en este Convenio.

Toma en cuenta, también, el derecho a la igualdad y no discriminación para trabajadores en situación de vulnerabilidad, e incorpora al sector público como sujeto del derecho. Comprende a la seguridad ocupacional y a la salud como elementos fundamentales. La asambleísta Encarnación Duchi, ponente del Informe, refirió que el Convenio consta de 20 artículos en los que se establece la prohibición y sanción de todo acto violento, así como garantiza el derecho a la igualdad.

Previene la violencia y el acoso en el campo laboral. Proporciona orientación y formación, a través de programas y campañas dirigidas a empleadores, trabajadores y organizaciones.

La Legislación ecuatoriana cuenta con instrumentos orientados a erradicar la discriminación y el acoso laboral, como la Ley Orgánica para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres; la de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo en el Hogar. En el Servicio Público, establece que una de las causales de destitución es la generación de actos de discriminación. El Código de Trabajo, prohíbe el acoso laboral y autorizar los mismos por acción u omisión.

Los Estados miembros tienen la obligación de tomar medidas para prever que las víctimas de violencia y acoso, por una razón de género. Deben contar con mecanismos de presentación de quejas y solución de conflictos. Reconoce los efectos de la violencia doméstica y hace el compromiso de eliminarlos, en medida de lo posible.

Debate

Los legisladores, tras condenar el acoso laboral, propusieron políticas públicas y hojas de ruta para corregir este mal. Subrayaron que el Convenio permite desarrollar programas de sensibilización para prevenir el acoso y la violencia de género. No obstante, advirtieron que empleados y trabajadores son víctimas de acoso sexual, físico y psicológico que trae consecuencias a su salud, seguridad y productividad.

Aseguraron que las mujeres están convencidas de que es posible lograr un pacto para un empleo digno sin violencia. Este instrumento internacional se debe aplicar en el sector público y privado, a todo tipo de trabajadores y empleadores.

Los siete asambleístas que participaron del debate fueron Encarnación Duchi, César Carrión; Kathy Ochoa; Silvia Salgado; Ketty Cabrera, Juan Cárdenas; y Raúl Tello.

Deja un comentario