Ecuador registra una tasa del 23% de desnutrición crónica infantil

0
420
La desnutrición infantil es un claro ejemplo de la trampa de la pobreza. La trampa de pobreza es un mecanismo automantenido que provoca que la pobreza persista.

En Ecuador, 1 de cada 4 niños y niñas menores de 5 años sufre desnutrición crónica. La situación es más grave para la niñez indígena: 1 de cada 2 niños la padece y 4 de cada 10 presentan anemia (ENSANUT 2018)

De acuerdo a la UNICEF, la desnutrición crónica infantil es el retardo de altura para la edad (A/E). Asociada normalmente a situaciones de pobreza, con consecuencias para el aprendizaje y menos desempeño económico. El retardo en el crecimiento de los niños conocido como desnutrición crónica, (longitud o talla baja) se debe a un prolongado aporte insuficiente de nutrientes o enfermedades infecciosas recurrentes.

Esto se produce cuando el cuerpo no recibe todos los nutrientes que necesita especialmente durante los primeros dos años de vida y, también, durante el embarazo. Es decir, que en la desnutrición crónica de niños y niñas también afecta el nivel de nutrición de la madre.

El pasado jueves, 15 de octubre, en el marco del Día Mundial de la Alimentación, María Alejandra Muñoz, vicepresidenta del Ecuador, durante su Despacho Itinerante en la provincia de Santa Elena los días 15 y 16 de octubre, indicó que: Santa Elena y La Libertad en la Costa; Arajuno y Taisha en la Amazonía; Guaranda y Guamote en la Sierra, son los seis cantones con más altos índices de desnutrición crónica infantil en el país, superando el promedio nacional de 23% y llegando hasta el 37%. Estos cantones agrupan a 127 mil familias y 34 mil niños menores de 5 años.

Por ello, la Vicepresidenta de la República dio a conocer un cronograma para estos 6 cantones con los siguientes objetivos:

  • Implementar un Centro de Gestión de Alto Nivel, liderado por la vicepresidenta, que integre la oferta de paquetes para atender la DCI con la demanda calculada por madre y por niño, para garantizar la prestación adecuada y efectiva de los servicios.
  • Liderar el seguimiento de las mesas técnicas intersectoriales que vienen trabajando al respecto y que están integradas por Gobierno Nacional, GADs, cooperación internacional y sociedad civil, pero que atenderán las priorizaciones que el Centro de Gestión de Alto Nivel plantee.
  • El seguimiento y medición mensual a nivel nominal de los indicadores, esto es, niño por niño menor de 5 años y madre por madre. En 24 semanas se hará una evaluación de impacto para conocer el grado de eficiencia y reducción del índice de DCI en la intervención estos seis cantones.

Actualmente, se encuentran en marcha varias iniciativas gubernamentales frente a esta problemática: brigadas de salud, conectividad en centros de salud para el levantamiento de información nominal en tiempo real, bono nutricional en beneficio de 7.992 familias, entre otras acciones.

“Hay una relación directa entre pobreza y desnutrición crónica infantil. Esta es una causa que nos une a todos y que nos regresa a construir ética desde lo básico, desde el trabajo por el cierre de brechas sociales”, finalizó la vicepresidenta María Alejandra Muñoz.

Fuente: Ecuador en Vivo

Deja un comentario