El Valle de la Maldición, ya disponible en Amazon

0
327
El libro está ambientado en el Antiguo Egipto

El 11 de mayo, se realizó una entrevista a la escritora riobambeña, Briggith Zárate, estudiante de Pedagogía de la Lengua y Literatura. Esto con motivo del lanzamiento de su libro, El Valle de la Maldición‘, su primera novela.

Zárate se considera una persona muy artística, «siempre he dicho que soy demasiado creativa». Afirma que a más de escribir, canta, toca la guitarra. Escribe poesía, «hago muchas cosas artísticas, excepto dibujar». Briggith Zárate, comparte un espacio en Diario El Espectador, en nuestro Rincón Literario.

«Nace de mi adicción (…) hacia la mitología». Comenta que se inspiró en la civilización egipcia que le «llamó muchísmo la atención desde que la empecé a conocer y a investigar». La califica como una novela corta, «estilo narración»

En el libro se cuenta la historia de Ada y Rodrigo, una pareja de recién casados que serán víctimas de sucesos paranormales. Los cuales tendrán relación con la venganza de una diosa egipcia.

Zárate reconoce que siempre ha tenido ese ‘bichito’ por escribir. «Mucho más desde que empecé a leer novelas». «Yo escribo desde los 14 años». Menciona que ella tiene hábitos. Le gusta escribir en la noche, escuchando música. Y piensa que ella conjuga su carrera, con sus historias. «Cuando escribo me siento muy libre». Lo considera un tiempo de relajación.

¿Dónde lo adquiero?

En referencia a lo dificultoso que resulta el proceso de publicación en Ecuador, agradeció a la Editorial Winged. «Es una editorial de México, que me abrió las puertas». Para adquirirlo en Ecuador, se puede optar por la versión digital de la novela. «Está en digital en Amazon», pero próximamente estará la versión física para adquirirlo.

Finalmente, mencionó que, para seguir el camino de «las letras», se tiene que «leer muchísimo», porque así nacen las historias. Para Zárate, es importante «siempre tener fe y nunca rendirse». «Denle la oportunidad a un libro, es muy bonito. Es como una televisión en tu cabeza».

Deja un comentario