“¿Es para el joven?, y qué le van a hacer si al joven se le nota que no tiene discapacidad”

0
263

En contexto

Según datos otorgados por la página oficial del Consejo Nacional para la igualdad de Discapacidades (Conadis), en Ecuador se registra un total de 485, 325 personas con algún tipo de discapacidad; siendo la física la que prima con un 46.64%.

Durante la emergencia sanitaria varios casos de corrupción salieron a la luz, entre estos: la emisión de carnés de discapacidad de forma ilegal en el país. El primero de julio, el presidente Moreno dispuso revisar todos los vehículos importados, suspender la exoneración de aranceles y detener los autos adquiridos con carnés falsos.

Por su parte, el Ministerio de Salud Pública, mediante comunicado oficial, mencionó que ante las disposiciones expuestas por el presidente, la entidad ha arbitrado diferentes acciones para denunciar y sancionar a los funcionarios responsables de la emisión fraudulenta de los carnés de discapacidad.

Voces y realidades

María H. (nombre protegido), cuenta la historia de su hermano Estalin H. (nombre protegido) quien tiene 67% de discapacidad auditiva, y por lo tanto tiene dificultades con el habla y aprendizaje. Comentó que los trámites para adquirir el carné de discapacidad lo iniciaron por el 2012, y que la experiencia se tornó frustrante por la atención y el tiempo que duraba para adquirirlo. María manifestó que cuando acudieron al Centro de Salud, los doctores que estaban a cargo tan solo “le quedaron viendo” a su hermano; no le hicieron el chequeo pertinente y el discurso que manifestaron fue: “¿es para el joven?, y qué le van hacer si al joven se le nota que no tiene discapacidad, si se le ve bien” alegando que a simple vista no denota ninguna discapacidad y que los carnés se otorga tan solo a las personas que realmente tienen discapacidad. Estalin H. contaba con todos los exámenes otorgados por el Instituto Especializado en Problemas de Audición y Lenguaje PRO AUDIO.

Este es el caso de José Daquilema, quien tiene 62 años de edad y pertenece a la comunidad de Santa Lucía, cantón de Alausí, provincia de Chimborazo. Su hijo, Luis Daquilema, -en su red social- hizo pública la experiencia de su padre, comentó que José desde los 5 años de edad, trabajó en diferentes mercados del país como cargador, lo que le llevo a adquirir la enfermedad de Espodiloartritis Lumbar (esta enfermedad suele usarse para describir la artritis degenerativa (osteoartritis) de la columna vertebral), la cual le produjo un grado de discapacidad. Ya no podía caminar. Por esta razón, José tuvo que acceder de manera urgente a una operación, pero para ello necesitaba el carné del Conadis que certifique su discapacidad motora al caminar. Luis enfatizó que existieron varias limitaciones por parte de funcionarios del Conadis y del Ministerio de Salud y, que finalmente su papá no cuenta con el carné de discapacidad.

Como este muchos casos salieron a la luz, varios ciudadanos denunciaban que hasta el momento no han podido adquirir el carné, otros comentaban lo frustrante y difícil que conllevó adquirirlo.

¿Y ahora qué?

Varios son los nombres de funcionarios públicos que han adquirido el carné de discapacidad. El Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, en un diálogo con radio Hualcavica reveló que “Existen futbolistas que tienen carnets de discapacidad, esa podría ser la razón por la que no meten goles». De igual forma destacó que habrá sorpresas que dolerá a la sociedad.

Mientras tanto el Ministerio de Salud anunció oficialmente que denunciará y sancionará ante la Fiscalía a quienes se encuentren involucrados en la emisión fraudulenta de carnés de discapacidades y, garantizará que los beneficios sean canalizados a las personas que por ley les corresponde.

Deja un comentario