Con mi mami jugamos todos los días de feria. Es divertido, aunque a veces me lastimo y casi siempre pierdo. Es sencillo el juego y no termina nunca.

Si quieres te puedo enseñar: mientras los hombres de azul no están podemos existir tranquilos. Cuando aparecen corremos como locos, jalando el cargamento hasta llegar a la base.

Es divertido, aunque a veces me lastimo los dedos cuando arrastro los cajones para que no nos arranchen la compra. Es divertido, hasta que agarran a alguien. Le castigan o le piden billetes.

A veces me asusto y me canso de corretear, y no entiendo por qué nos persiguen tanto. Mi mami dice que somos mala hierba y el trabajo de los señores es arrancarla porque hay que poner orden en esta ciudad. Trabajamos donde no debemos. Nacemos donde no debemos.

Clara Sánchez. Microbandalismo 15

Si todavía quieres, podemos jugar, es divertido, pero creo que soy más feliz cuando regresamos a nuestro lugar.

Deja un comentario