Patrimonio, investigación y educación superior

0
378

Con base en la experiencia docente sobre Gestión Cultural y la asignatura de “Arte, cultura y Patrimonio” que dicto en el Instituto Superior Tecnológico Riobamba, he tomado conciencia parcial (digo parcial porque nunca se llega a tener la información completa hoy en día) de algunas características de la cultura sobre los bienes patrimoniales que existe en la provincia de Chimborazo y la ciudad de Riobamba.

En lo académico se forma a jóvenes para ser operadores turísticos, pero no existe un bagaje robusto de investigación ni divulgación de los bienes patrimoniales con que cuenta esta provincia. Los estudiantes realizan prácticas en hoteles y pasan a ser trabajadores no remunerados en las instituciones turísticas públicas y privadas. Pero, cuando se busca la palabra “Patrimonio” en los índices de búsqueda académica en Chimborazo, solo aparecen tres publicaciones de la Revista CHAKIÑAN de la Universidad Nacional de Chimborazo de los autores Bravo (2018), Cruz (2018) y una publicación conjunta de Arévalo A., Ávalos, Arévalo P., y Espinoza (2018).

Los tres textos están vinculados al patrimonio, el primero en términos teóricos, el segundo habla sobre su vinculación con el sumak kawsay; y, el tercero sobre los estilos fotográficos de retratar el patrimonio. Sin duda, este es un aporte valioso para la academia local, pero ninguno tiene como foco analítico principal su propia tierra. Si ya son pocas las publicaciones, es menos alentador saber que no estudian sus propios bienes patrimoniales.

Una publicación que destaca sobre el estudio del patrimonio nacional ha sido publicada en la Revista Pasos, titulada “El turista cultura: tipología y análisis de las valoraciones del destino a partir del caso de estudio de Cuenca-Ecuador”, de Prada, Armijos, Crespo y Torres (2018). En ella, los autores caracterizan a los tipos de turistas que visitan Cuenca por su motivación para visitar esa ciudad; además, muestran la correlación entre el tipo de turista y su valoración de la experiencia turística tomando como referencia siete ítem muy pertinentes para el estudio: valoración del viaje, valoración de los precios del lugar de destino, atención recibida, seguridad, actitud de la población, ‘turistización’ de la ciudad y el aspecto de la misma.

Si bien, Riobamba y Chimborazo no cuenta con la cantidad necesaria de turistas nacionales y extranjeros para hacer un estudio de esta escala, al menos deberían existir investigaciones que brinden luces sobre los aspectos mínimos sobre la población y los atractivos patrimoniales a visitar. No está demás afirmar, que de lo poco que existe (que además es de alta calidad histórica), las autoridades de los GAD y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, bien no cuentan con los recursos necesarios o no tienen la voluntad política para salvaguardar los bienes patrimoniales. Más adelante escribiré otro artículo al respecto.

Finalmente, después de haber entrado al mundo del turismo y el patrimonio en la provincia de Chimborazo, puedo afirmar que los docentes del IST Riobamba y sus estudiantes estamos más que dispuestos para contribuir a este aspecto de la cultura nacional que tanta atención necesita. La provincia y el país merecen tratar este asunto con la altura necesaria. No puedo dejar de escribir estas líneas sin observar que las autoridades de Educación Superior del país deben apoyar más las iniciativas de cuidado e investigación al respecto. Si existe nuestra voluntad para hacerlo, el Estado central debe apoyar esa fuerza con los recursos mínimos.

Deja un comentario