Clara Sánchez
Soy Clara, pero no clara. Entre luces y sombras, escribo, para aclararme —y ensombrecerme también—, recogiendo las palabras que logro ver cuando les salpica algo de luz.
María Augusta Orozco
Escribe desde el alma, con el tropiezo de no saber cómo ordenar las palabras, inertes e irreductibles queman sus letras, pequeños monstruos guardados en el espacio que te invita a volar.

Hogar

0
Llega al mundo sin ser bienvenido. A los dos días lo avientan al basurero con los ojos cerrados aún.

Violeta, siempre vuelve

(Advertencia: uso indiscriminado de lo que su imaginación le permita) Convivo esporádicamente con visitas inesperadas, desesperanzadas e improvisadas. Entre ellas: Violeta....

Yo vivo per lei

0
Recuerdo que durante mi infancia corría a la sala para colocar mis melodías favoritas. La experiencia se tornaba tal cual como darle...

“He comedido un asesinato”

0
Quería alejarme de tu fantasma, que me persigue incluso cuando no te pienso, lo llevo guardado en mi mochila, esa que llevo...

Soy tú

0
—253,254,255,256— pasé el líquido al recipiente que tenía mi nombre completo escrito en un trozo de papel y listo, abrí los ojos...