Sputnik: la primera vacuna registrada contra el covid-19

0
203

El Ministro de Industria y Comercio ruso, Denis Mánturov, anunció que Rusia producirá mensualmente hasta dos millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus (Covid-19), hasta finales de este año; aclaró además que primero se cubrirá la demanda interna.

La vacuna rusa contra la pandemia fue la primera que se registró de manera oficial, ya que existen muchas compañías que están produciendo sus propias vacunas, pero todavía deben pasar por distintas etapas de evaluación. De hecho, la OMS pidió cautela ante Sputnik V, ya que, de acuerdo con la organización, no pasó todas las pruebas necesarias.

La vacuna rusa fue registrada por el Ministerio de Salud de la Federación Rusa el 11 de agosto de 2020, convirtiéndose, de este modo, en la primera vacuna contra el SARS-COV-2 en llegar al mercado.

Según la página www.sputnikvaccine.com, actualmente, cerca de 165 vacunas contra el COVID-19 se encuentran en desarrollo en todo en el mundo, entre ellas están vacunas basadas n vectores, vacunas mRNA y vacunas inactivadas; siendo Sputnik una vacuna basada en vectores adenovirales.

¿CÓMO FUNCIONAN LAS VACUNAS BASADAS EN VECTORES ADENOVIRALES?

Los “vectores” son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula. El gen del adenovirus, que es el causante de la infección, se sustrae y en su lugar se inserta un gen con el código de la proteína de otro virus. Como resultado, el elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.

credi art

Los adenovirus humanos están considerados entre los más sencillos de modificar con estos fines. Por eso se han convertido en vectores muy populares; pues, dichas vacunas provocan una fuerte reacción por parte del cuerpo humano con el objetivo de generar inmunidad.

¿QUÉ SEGURIDAD Y EFICACIA POSEEN?

Según explica la misma página, investigadores rusos extrajeron del nuevo coronavirus SARS-COV-2 fragmentos de material genético que codifica la información sobre la estructura de la proteína S (la proteína que forma la «corona» del virus y es responsable de su enganche a las células humanas) y los insertaron en un vector adenoviral ya conocido para su inserción en una célula humana, creando así la primera vacuna del mundo contra el coronavirus del SARS -COV-

Con el objetivo de asegurar una inmunidad duradera, científicos rusos han desarrollado la idea novedosa de usar dos tipos diferentes de vectores, lo que se aplicará como una primera y segunda dosis de la vacuna, reforzando así su efecto inmunizador.

El uso de adenovirus humanos como vectores es seguro porque estos virus, que causan el resfriado común, no son nuevos y existen desde hace miles de años.

ENSAYOS СLÍNICOS

Antes de embarcarse en los ensayos clínicos, la vacuna pasó en su totalidad todas las etapas de los ensayos pre-clínicos de eficacia y seguridad. Éstos incluyeron experimentos con varios tipos de animales de laboratorio, incluidas 2 especies de primates.

Los ensayos clínicos posteriores al registro de la vacuna Sputnik V, con la participación de más de 40 mil personas, empezarán en Rusia la semana del 24 de agosto, una vez que fue registrada; según manda su legislación. La vacuna recibió un certificado de registro por parte del Ministerio de Salud de la Federación Rusa el 11 de agosto de 2020 y, de acuerdo con la legislación aprobada durante la pandemia, puede usarse ya para vacunar a la población en Rusia.

El principio activo de la vacuna, en que se basa la plataforma tecnológica única de la vacuna Sputnik V, se encuentra actualmente en proceso de obtención de una patente, que fue solicitada por el Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya en mayo de 2020.

Varios países también participarán en los ensayos clínicos, entre ellos los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Filipinas y, posiblemente, India o Brasil. Su producción a gran escala de la vacuna está anunciada para iniciar en septiembre de 2020.

Deja un comentario