Educación virtual. Fotografía: referencial

Cuando menos esperábamos, nos sorprendió la pandemia del Covid-19 y todo paralizó, incluido escuelas, colegios y universidades. Orientaron su enseñanza rápidamente a través de medios digitales. No quedó de otra que la educación a distancia; este proceso creó mucha expectativa en docentes, estudiantes y padres de familia.

En Ecuador, el Ministerio de Educación dio lineamientos anticipados para la finalización de las clases en la Sierra y Amazonía; hasta finales el mes de junio. Este adelanto, contempla todos los estudiantes aprueben el año lectivo, sin rendir exámenes supletorios y remediales; y se centren en la elaboración de un portafolio del estudiante; como evidencia de su aprendizaje.

Sin embargo, las voces de profesores, docentes y padres de familia; no se hacen esperar “…que terminen rápido las clases virtuales”, es un deseo, hasta podría ser una suplica. Ante un proceso improvisado de la educación presencial, por un cambio abrupto a la educación a distancia. Más aún, si esta modalidad de estudio no se planifica con los actores.

Antes de pedir a los profesores, que cumplan con las tareas de educación a distancia, deben ser capacitados para que creen y diseñen canales de conexión de la pedagogía entre estudiantes a través de herramientas tecnológicas. Se suma a esta poca acción, las grandes desigualdades: alumnos sin acceso a la educación virtual.

Sobre todo, las primeras clases virtuales; los profesores obligados por las circunstancias, comenzaron aflorar toda su creatividad; demostrando hacer las cosas bien. Complementando el trabajo, se ha ido sumando otro tipo de actividades lúdicas, aprenden mientras juegan, pretenden que sus clases; sean más entretenidas y aporten a este duro proceso que estamos viviendo.

En conclusión, la culminación del año lectivo, es característico y único vivido por los actores de la educación. Clamando terminar, y que los días transcurran para que el proceso de educación a distancia, entre en una fase de análisis y corrección en miras del siguiente año lectivo.

Deja un comentario