Comisión de Salud analizó situación de vacunas para el COVID-19

0
157
La Comisión Permanente del Derecho a la Salud de la Asamblea Nacional de Ecuador, analizó situación de vacunas para el #COVID19 como esperanza para la humanidad. Fuente: Comunicación Asamblea Nacional de Ecuador.
La Comisión Permanente del Derecho a la Salud de la Asamblea Nacional de Ecuador, analizó situación de vacunas para el #COVID19 como esperanza para la humanidad. Fuente: Comunicación Asamblea Nacional de Ecuador.

Con un panel de expositores, científicos y expertos de primer nivel, la Comisión del Derecho la Salud, presidida por William Garzón, en el marco del análisis de la coyuntura médica, realizó el conversatorio virtual: “Vacunas COVID-19: esperanza de la humanidad, con más dudas que certezas”.

Garzón subrayó que el objetivo es poner en la mesa de discusión información objetiva y clara de un tema de interés nacional e internacional, como son las Vacunas para COVID-19, que además permite ser testigo de los avances científicos y de investigación en diferentes campos del conocimiento.

En este diálogo se abordó desde las generalidades de las vacunas: qué son, cómo se investigan, los mitos y verdades, hasta los campos de las negociaciones locales y regionales para adquirirlas. Se dijo que existen muchas plataformas de vacunas y que por ser nuevas generan tanta incertidumbre.

Señalaron que el 2 % de la población ecuatoriana ha sido afectada con Covid-19, de forma comprobada, y para cortar la transmisibilidad del virus se necesita que el 55 % de la población esté inmunizada. La vacunación generalizada es la única estrategia factible para lograr controlar adecuadamente la transmisión; y, que hasta que se logre alcanzar el número de vacunados, la autoprotección va a seguir siendo indispensable.

“Las vacunas son la mejor invención que ha tenido el ser humano para controlar adecuadamente las enfermedades infectocontagiosas”, subrayó Enrique Terán, farmacólogo, investigador de la Universidad San Francisco de Quito. Recordó que las vacunas pueden ser reproducidas por toxinas, bacterias, virus atenuados, virus muertos y que se administran a las personas para generar inmunidad activa y duradera contra una enfermedad, porque estimula, la producción de las defensas de los anticuerpos.

Insistió que 8 de cada 10 personas contagiadas por Covid-19 sí se curan espontáneamente, sin ningún tratamiento, porque su sistema inmunológico es capaz de controlar la infección.  En los dos, en los cuales el sistema inmunológico no responde de forma adecuada, es donde viene una respuesta inmune disfuncional, es decir, una severa respuesta inflamatoria que lleva a la muerte.

En el desarrollo de vacuna para COVID se hacen una serie de interrogantes: se desconoce la duración de la respuesta inmunitaria; se desconoce el nivel de anticuerpos necesario para protegerse frente al virus. El nivel de anticuerpos y la duración de los mismos parece estar relacionado con la severidad de la infección que ha tenido la persona; hay evidencia en Ecuador de que pueden haber casos de reinfección o sepas distintas a las que originalmente se presentó la infección.

Eficacia de las vacunas en contra del COVID-19. Foto: @AsambleaEcuador

La vacuna no es la única estrategia para el cuidado del Covid-19

Daniel Simancas, salubrista, epidemiólogo de la Universidad Tecnológica Equinoccial,  aseguró que se ha evidenciado que los pacientes pueden re infectarse y contagiar a otros; de modo que hay que considerar si a estos grupos se necesita inmunizarlos.  “Se necesita que la vacunación no sea la única estrategia”. Es un mito pensar que solo la vacuna podría ayudar, aseguró.

Las vacunas son las intervenciones sanitarias de mayor efectividad en la historia de la salud en el mundo. No obstante, hay que tener reparos porque no todas las vacunas  en la historia han logrado efectividad, hay que estar cautos y no dejarnos llevar por la premura, por la esperanza y tratar que los resultados sean confiables para tomar las mejores decisiones.

Las vacunas hasta el momento no han demostrado evitar la infección por Sars Cov-2, lo que han demostrado es evitar enfermedades graves por Covid, enfermedades sintomáticas y enfermedades severas en un porcentaje muy alto, mencionaron.

También participaron  Mónica Tarapués, farmacóloga de la Clínica SEMS-UCE; Carlos Durán, de farmacología de la Clínica Universiad de Gante-Bélgica; Ruth Jimbo, médica de familia, subdecana de la Facultad Médica de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador; Manuel Whittembury, asesor de inmunizaciones de la Organización Mundial de la Salud, representación Ecuador; Claudia Vaca, farmaceútica y farmaco epidemióloga.

Deja un comentario