El 31 de octubre se celebra el día del Escudo, uno de los símbolos patrios de Ecuador. El Escudo de Armas del país fue adoptado oficialmente por el Congreso el 31 de octubre de 1900.

El 7 de noviembre de 1900 se logra la implementación presidencial del General Eloy Alfaro Delgado. El decreto se publicó en el registro oficial el 5 de diciembre de ese mismo año.

En los años 80’, del siglo pasado, esta celebración se vio opacada por la introducción de fiestas ajenas a nuestra cultura como Halloween, (que a propósito nada tiene que ver con celebraciones históricas de los EEUU, por el contrario es un simple invento comercial), y por ello se estaba perdiendo los valores cívicos, pero gracias a la iniciativa de varias instituciones y de medios como este, esta fiesta cívica se volvió a vivir intensamente, se retomó el sentir de orgullo por la Patria Ecuatoriana, sus costumbres, leyendas e historia nacional, tanto que el Gobierno Central apoyó esta iniciativa extendiéndola en centros educativos e instituciones en general y definitivamente se recuperó, no solo esta fecha histórica, sino todas las del calendario histórico ecuatoriano, que lamentablemente estaban relegadas, con lo cual la “celebración” del famoso Halloween quedó en bajo perfil.

Al terminarse el período Marcista, en 1860, el presidente Gabriel García Moreno decretó el retorno a la bandera tricolor, pero no mencionó el Escudo de Armas. La Convención Nacional de 1861 ratificó el cambio de la bandera sin mencionar el Escudo, de tal manera que el Escudo continuó siendo el mismo, pero adornado con el tricolor colombiano en vez del bicolor marcista.

El Congreso de 1900 y el presidente Eloy Alfaro ratificaron este mismo Escudo. El diseño fue realizado por Pedro Pablo Travesari, que fue oficialmente aprobado por el Ministerio de Educación en 1916 para ser utilizado en el sector educativo. Por el detalle de su descripción y el patrón de dibujo con que cuenta, es el que debe ser usado por estudiantes para uso práctico.

Deja un comentario