«Hoy termina la era de los caudillos», el discurso de Guillermo Lasso

0
175
Lasso asegura que hoy se acaba la era de los caudillos

Tras la toma de juramento, y la investidura como Presidente Constitucional del Ecuador, Lasso afirmó que «hoy termina la era de los caudillos».

El Presidente inició su intervención, saludando a todos los presente, y haciendo una pausa al momento de saludar a su esposa, María de Lourdes Alcívar. Con un nudo en la garganta y, al borde de las lágrimas, Lasso prosiguió con su mensaje. «Es un día de renovación, porque el Gobierno que hoy nace tiene ante sí, la responsabilidad de liderarlos hacia un nuevo siglo de republicanismo ecuatoriano».

«Hoy recibimos un país con históricos niveles de desempleo. Un país que ha deslumbrado por su incapacidad para hacer frente a una pandemia brutal». Fueron unas de las primeras críticas de Lasso al Gobierno anterior, ya que países con condiciones similares al Ecuador, supieron manejar mejor la crisis por el Covid-19. También mencionó a los indicadores de desnutrición crónica infantil. Según el Presidente, ellos «están entre los más altos de la región».

Según palabras de Lasso, él recibe «un país que le ha fallado a la juventud en educación, y en creación de oportunidades». También, menciona que se ha mantenido en el «más humillante olvido a sus jubilados». Y, habló sobre la condición de las mujeres en el país. «Ser mujer no es solo un factor de desventaja, sino de peligro existencial».

«Nuestros gobernantes nos han fallado». Menciona que los líderes «no han sabido estar a la altura de los sacrificios de nuestra gente». A los cuales considera «verdadero ejemplo de trabajo». Lasso también menciona que los gobernantes «traicionaron a nuestros principios fundacionales», ya que «cedieron a la peor de las debilidades políticas». Esta es, según el Presidente, «la tentación autoritaria». Criticó la figura de los caudillos. Asegura que ellos, «nunca han podido aceptar que este país nació como una República Democrática, y que su destino, es vivir para siempre como una República Democrática».

Lasso mantiene que hoy se inicia «la lucha para recuperar el alma democrática de nuestro país». Proceso que, para el Presidente Lasso, comienza por «las cosas más básicas». Esta «lucha» inicia «por no acumular más poder en la figura del Presidente de la República. Porque la experiencia nos dice que quienes buscan todo el poder, luego termina buscando clemencia, por los crímenes que ocurren, cuando ese poder se les va de las manos». Asegura que se mantendrá firme a los «estrictos márgenes» que dictan las Leyes, para decir «seré Presidente, y solo Presidente». Sostiene que no se perseguirá a nadie, «gobernaremos para todos».

«No he venido a saciar el odio de unos pocos, sino el hambre de muchos». Según un boletín de prensa de la Asamblea, Lasso precisó que se necesita un país más justo con las mujeres y más responsables con la naturaleza.

Finalmente, pidió a Dios que le conceda la prudencia necesaria para gobernar al país. Agradeció a su esposa, María de Lourdes Alcívar y a sus hijos. Concluyendo con la frase: «Mi poder en la Constitución, y mi corazón en el pueblo ecuatoriano».

Deja un comentario